miércoles, 8 de febrero de 2017

RÉCORD MUNDIAL DE DIBABA EN SABADELL

BEGOÑA FLEITAS
Marca.com

La etíope Genzebe Dibaba firmó en Sabadell el primero de los tres récords del mundo de pista cubierta que tiene en mente atacar en febrero. En la reunión de este martes, en la prueba de 2.000 metros, Dibaba reventó el crono hasta pararlo en 5:23.75, una magistral carrera en la que bajó casi siete segundos la anterior plusmarca, en poder de la rumana Gabriela Szabo desde 1998 con 5:30.53.
La etíope, que ostenta seis récords universales entre diversas pruebas al aire libre e 'indoor', pasó los 1.000 metros en un tiempo de 2:42.66 y ya sin liebre, tras el ecuador de la prueba, logró mantener un ritmo frenético hasta el final. Ahora le restan las tentativas del 1.500, este viernes en Torun, y del 1.000, que buscará en la reunión Villa Internacional de Madrid.
En los 3.000 metros, Adel Mechaal, que pudo competir a última hora tras recibir la suspensión cautelar del TAS a la sanción impuesta por la AEPSAD por faltar supuestamente a tres controles antidopaje, ganó con solvencia los 3.000 metros, con 7:48.39, segunda mejor marca europea de la temporada.
En otras pruebas de la reunión, Esther Guerrero, que a finales de enero logró en Boston la segunda mejor marca española en 800 metros con 2:01.72, ganó esta distancia en Sabadell con 2:02.38, su segundo mejor registro personal.
En la prueba masculina, por su parte, se impuso el polaco Adam Kszczot, subcampeón mundial en 2015 y doble campeón de Europa, con 1:46.31, por delante de Kevin López, unos magistrales 1:46.58 con los que se sitúa segundo en el ranking mundial del año. En esta prueba, Daniel Andújar hizo mínima para el Europeo de pista cubierta, con 1:47.16.En los 1.500 masculinos ganó Marc Alcalá, que con 3:39.99 estableció la mejor marca del año, e hizo mínima europea Alberto Imedio (3:40.92), segundo. Borja Vivas demostró en el peso que se encuentra en un gran momento de forma en la temporada invernal. Lanzó en su tercer intento más allá de los 20 metros, 20,06, pero no se conformó. Después, alcanzó los 20,36 y en su última tentativa mandó el peso hasta 20,41, a 9 centímetro de la marca mínima para el Mundial de Londres.