martes, 23 de diciembre de 2008

Otros cambios de sexo en el mundo del deporte


En la foto, el cambio de Robert Millar, de hombre a mujer.

As.com.

Erika Schinegger. La campeona de esquí
La austríaca Erika Schinegger fue considerada mujer hasta los 20 años, en que se operó y cambió de sexo. Había sido campeona mundial de esquí. Se casó (como hombre) con la mejor amiga de su etapa femenina y tiene una hija con ella.

Renée Richards. De marino y oftalmólogo a mujer tenista
Richard Raskin era un oftalmólogo de fama, veterano de la Marina estadounidense, estaba casado con una conocida modelo y tenía un hijo, pero se operó en 1976 y se convirtió en mujer. Pasó a llamarse Renée Richards y se dedicó al tenis profesional. En 1979 llegó a cuartos en el Abierto de Estados Unidos, donde fue eliminada por Martina Navratilova. Un año antes, a los 43 años, había jugado la final de dobles mixtos, haciendo pareja con el rumano Ilie Nastase. En la fotografía de la derecha aparece segunda por la izquierda, entre Pam Shriver y Martina Navratilova, que eran pareja, y por Billie Jean King, una de las primeras tenistas del circuito mundial que proclamó y reivindicó sin tapujos su condición de lesbiana.

María Torre-Madé. El caso español
María Torre-Madé, nacida en Barcelona en 1923, se cambió de sexo a los 19 años. Hasta entonces había brillado en el atletismo como mujer, destacando por su fuerza física. Sus padres la llevaron al médico porque la hija sentía atracción hacia las chicas. El diagnóstico fue claro: era un hombre. Se operó y pasó a llamarse Jordi.

Heidi Krieger. Víctima del dopaje en la RDA
La lanzadora de peso Heidi Krieger (campeona europea en Stuttgart 1986) fue saturada de anabolizantes en la RDA. Este país había convertido en razón de Estado su triunfo sobre la Alemania Occidental. Cuestión de propaganda política. Tomaba Oral Turinabol, un potentísimo anabolizante al que se llamaba Creador de Músculos en los más siniestros laboratorios de Leipzig. Algunos médicos advirtieron del riesgo que se estaba corriendo, pero otros siguieron con el macabro plan. Heidi comenzó a no sentirse mujer y a tener problemas psicológicos. Pensó en estrellarse contra un muro conduciendo su propio coche, pero se arrepintió a tiempo. En 1997, once años después de su título continental, y después de haber caído el Muro de Berlín, le extirparon el útero, los pechos y los ovarios. Ahora vive en Alemania como hombre (ver imagen inferior), con el nombre de Andreas.

Robert Millar. El ciclista de élite se hizo mujer
El ciclista escocés que fue rival de nuestro Perico Delgado en los años ochenta es ahora una mujer y se llama Philippa York. Como deportista, fue cuarto en el Tour de Francia de 1984, por detrás de Fignon, Hinault y Lemond, y venció en el Gran Premio de la Montaña de la ronda gala. Tres años después fue segundo en el Giro de Italia. En la Vuelta a España fue subcampeón en 1985 y 1986. Tuvo un hijo con la francesa Sylvie Transler, con la que se había casado en 1983. No fue ajeno al dopaje y dio positivo en 1992, al arrojar niveles excesivos de testosterona exógena. Desapareció de la vida pública y algún periódico británico especuló con un posible cambio de sexo, pero todo parecía demasiado irreal para ser cierto. Sin embargo, en 2003 reapareció como mujer (ver imagen superior derecha), sin dar explicaciones al respecto, pero divorciado de su esposa.