viernes, 29 de febrero de 2008

JUSTIN GATLIN APELA ANTE EL T.A.S. PARA ESTAR EN PEKÍN


El atleta estadounidense Justin Gatlin agotará hasta su última opción legal para reducir su sanción por doping lo suficiente como para poder participar en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.
El abogado del velocista, Maurice Suh, envió un escrito a la Corte Arbitral del Deporte (CAS) en el que denuncia que la primera sanción por doping contra su representado no se atuvo a la ley estadounidense.
"Nuestro caso es simple: Justin debería tomar parte en la clasificación para los Juegos de Pekín porque las autoridades antidoping violaron la 'Americans with Disabilities Act (ADA)' (Ley de americanos con discapacidades)", advirtió Suh el jueves en Los Angeles.
Gatlin, que necesita que su sanción se reduzca al menos dos años para poder estar en Pekín, es un "reincidente" y su segundo positivo -por testosterona en 2006- fue castigado en un principio con ocho años de suspensión.
El 1 de enero un tribunal de arbitraje estadounidense redujo la sanción a la mitad, por lo que el sprinter de 26 años podría volver a competir a partir del 25 de mayo de 2010, lo que imposibilita que defienda su título de Atenas en los Juegos de Pekín, del 8 al 24 de agosto.
Gatlin llegó incluso a marcar un entonces récord del mundo de los 100 metros el 12 de mayo de 2006 en Doha, con un tiempo de 9,77 segundos, pero fue anulado por el positivo.
El abogado del atleta quiere ahora alegar ante la CAS que la primera sanción por doping a Gatlin, que hace siete años le supuso una multa de dos años de suspensión por consumo de anfetaminas, fue una violación de la 'Disabilities Act'.
Esta ley de 1990 defiende los derechos e impide la discriminación de las personas con impedimentos en un sentido amplio. Por eso fue "injusto", cree Suh, que Gatlin fuera sancionado, ya que entonces pudo demostrar que el positivo fue consecuencia de un tratamiento médico para subsanar una falta de concentración crónica.