miércoles, 18 de octubre de 2017

RUTH BEITIA SE RETIRA

AS.com

1,88, Ahí se quedó el último listón que superó Ruth Beitia en su larga y exitosa carrera deportiva. Fue en Londres en el último Campeonato del Mundo cuando, ya lesionada, fue la primera eliminada de la final. Desde aquel 12 de agosto, la veterana atleta cántabra ha pasado por un sinfín de pruebas médicas que le permitieran superar las numerosas dolencias articulares que convirtieron la temporada 2017 en un martirio. No ha podido ser, una tendinosis en el supraespinoso del hombro derecho, fundamental para la batida de la saltadora, y una posible artrosis soriásica han decidido a la santanderina, de 38 años, a abandonar la practica de su deporte.
En 1998 batió su primer récord de España, saltando 1,89 m. En los años siguientes fue mejorando varias veces esta marca hasta conseguir superar los 2,02 m, que es el actual récord de España
La retirada la comunicó Ruth, acompañada del que ha sido su entrenador durate 27 años, Ramón Torralbo ("mi 50%" remarcó una vez más), en un sencillo acto en el Museo del deporte de Santander, al que ha donado para su exhibición permanente la totalidad de las medallas y trofeos que ha conseguido en su extraordinaria carrera. La alcaldesa de la ciudad recibió en el mismo acto la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que completa la colección y que desde hoy mismo pueden disfrutar todos los aficionados de manera gratuita.
Ruth Beitia, que ha desarrollado toda su carrera sin moverse de Santander, de las pistas de tartán del Complejo Municipal de La Albericia (hoy ya 'Complejo deportivo Ruth Beitia') y sin cambiar nunca del entrenador que empezó a enseñarla los secretos de los saltos con 11 años. De hecho, en categorías inferiores, Ruth Beitia compaginó la altura con el triple y el salto de longitud. A partir de ahora continuará con su carrera política como diputada del PP en el Parlamento de Cantabria, al menos hasta final de legislatura, y aunque no tiene intención de convertirse en entrenadora, sí que pretende continuar su vinculación con el deporte mediante cargos directivos y está terminando en la UCAM los estudios para convertirse en psicóloga deportiva, especialidad que la apasiona y con la que quiere ayudar a las futuras generaciones de atletas.

miércoles, 11 de octubre de 2017

GALEN RUPP FRENA A LA MAREA AFRICANA EN EL MARATÓN DE CHICAGO

TOMÁS CAMPOS
Marca.com

El estadounidense Galen Rupp se ha impuesto en el Maratón de Chicago, uno de los seis 'Majors' del año, con un crono de 2h09:20 (mejor marca personal). Rupp, bronce en los Juegos de Río en esta misma distancia y segundo en el Maratón de Boston de este mismo año, atacó a cinco kilómetros de meta, descolgando a Abel Kirui, ganador el año pasado y segundo en esta ocasión a 28 segundos de Rupp.
La tercera plaza fue para el también keniata Bernard Kipyego (2h10:23).
En una carrera eminentemente táctica, Rupp, un seguro de vida por su enorme regularidad, fue el más listo de la clase, aguantando en cabeza mientras el grupo (muy numeroso hasta los 30 kilómetros) iba perdiendo efectivos. Su ataque final fue tan demoledor que cubrió los últimos dos kilómetros y 195 metros en 6 minutos y 12 segundos, el final más rápido de la historia de la prueba.Chicago no tiene liebres desde hace tres años así que la carrera es una batalla psicológica desde el pistoletazo de salida. Los primeros parciales los marcó el estadounidense Aaron Braun (finalmente duodécimo con 2h13:41), que pasó los primeros cinco kilómetros en 15:42 (en Berlín se pasó en 14:28) y los diez en 31:24.
El plusmarquista mundial (2h02:57), Dennis Kimetto, volvió a decepcionar. El keniata, que no firma una buena actuación desde su tercer puesto en Londres hace dos años (2h05:50), se paró, probablemente lesionado, justo después de cubrir en cabeza el ecuador de la prueba.
No le fue mucho mejor a su compatriota Stanley Biwott, que se retiró entre el kilómetro 25 y 30 en su único maratón del año. Biwott venía avalado por el 2h03:51 del año pasado en Londres pero demostró no estar en el mismo estado de forma.En cuanto al 'madrileño' Zersenay Tadese, volvió a demostrar que los 42 kilómetros se le hacen muy largos. Esta vez estuvo entre los mejores hasta el km 30 pero acabó octavo (2h12:19) muy lejos de Rupp.Con este panorama, Rupp aprovechó la tesitura para imponer su excelente estado de forma tras sus victorias en el campeonato estadounidense de los 20 kilómetros en ruta (59:04) y en el medio maratón de Filadelfia (1h02:18), ambas en septiembre.
El pupilo del polémico Alberto Salazar es el primer atleta nacido en Estados Unidos que gana la prueba en 35 años, desde que Greg Meyer lo hiciera en 1982. Además, apenas es el segundo atleta no nacido en África que gana un 'Major' (rango que tienen Chicago, Londres, Berlín, Boston y Nueva York desde 2006 y Tokio desde 2013). El primero fue el brasileño Marílson Gomes dos Santos, ganador en la Gran Manzana en 2006 y 2008.Paseo triunfal de Dibaba
En categoría femenina, incontestable victoria de la gran Tirunesh Dibaba con la sexta mejor marca de la historia (2h18:31). La etíope, una leyenda de las pista con tres títulos olímpicos y cinco mundiales, demostró que su espectacular desempeño en Londres el pasado mes de abril (donde fue segunda con 2h17:56 tras Mary Keitany), no fue casualidad.
Dibaba atacó a falta de diez kilómetros y acabó aventajando en casi dos minutos a la keniata Brigid Kosgei (2h20:22). Tercera fue la estadounidense Jordan Hasay con otra buena marca (2h20:57).La defensora del título Florence Kiplagat aguantó en cabeza hasta el ecuador de la prueba y abandonó poco después del kilómetro 25. Dibaba batió además el récord de la prueba, en posesión de la keniata Catherine Ndereba desde 2001 con 2h18:47.

sábado, 7 de octubre de 2017

SE CUMPLEN 32 AÑOS DEL BOCHORNOSO RÉCORD DE MARITA KOCH

TOMÁS CAMPOS
MARCA.com

El pasado 9 de agosto, la estadounidense Phyllis Francis se impuso en la final de los 400 metros del Mundial de Londres con una marca de 49.92 segundos. Francis fue la única de las ocho finalistas en bajar de los 50 segundos. El dato viene a colación porque hoy se cumplen 32 años del estratosférico récord del mundo de Marita Koch en la misma distancia.Ocurrió en Canberra (Australia) en la cuarta edición de la Copa del Mundo de atletismo, una competición ya desaparecida. La velocista de la extinta República Democrática Alemana (RDA) completó la vuelta a la pista en unos increíbles 47.60, recuperando así el récord mundial de los 400 que le había arrebatado dos años atrás la checoslovaca Jarmila Kratochvílová en el Mundial de Helsinki con 47.99.Koch nunca volvió a correr tan rápido. De hecho, se retiró apenas dos años después días antes de cumplir los 30 años por sus recurrentes problemas con sus tendones de Aquiles, que le lastraban durante sus duros entrenamientos.
Por el camino, eso sí, dejó 14 récords del mundo al aire libre (en los 200, los 400, el 4x100 y el 4x400) y tres marcas en las pruebas individuales de velocidad (10.83 en los 100, 21.71 en los 200 y 47.60 en los 400) con las que hubiera ganado tres medallas de oro en Londres hace dos meses.Hasta aquí la parte bonita de la historia porque para nadie es un secreto que la RDA basó gran parte de su éxito en el dopaje sistemático de sus estrellas. Tras la reunificación alemana y la desclasificación de los documentos secretos de la Stasi (la Policía Secreta del regimen comunista germano), quedó al descubierto un complejo engranaje que señalaba al Turinabol, un esteroide anabolizante que acelera el crecimiento muscular sostenido, como el gran responsable de los espectaculares resultados alcanzados por el deporte de la RDA en el atletismo y la natación, sobre todo en la parcela femenina.El nombre de Koch, que nunca dio positivo, aparece en varios documentos pero ella siempre ha negado la mayor. De hecho, amenazó con querellarse contra los que la señalaban pero no llegó a hacerlo. "Tengo la conciencia tranquila. Repito lo que ya he dicho, nunca he dado positivo, nunca hice nada que no hubiera debido hacer en aquel momento", dice la ex atleta en alguna de las pocas entrevistas concedidas.Pese a las evidencias, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) está atada de pies y manos porque debe respetar el reglamento de la Agencia Mundial Antidopaje, que indica que la infracción prescribe a los 10 años. Otra cosa sería que la propia Koch reconociese su dopaje porque en tal caso sí podría actuar la IAAF anulando su récord, pero eso ni ha pasado ni va a pasar.

CHICHEROVA, DESPOJADA DE SU BRONCE DE PEKÍN 2008

EFE

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) rechazó el recurso que la atleta rusa Anna Chicherova presentó contra su descalificación de los Juegos de Pekín 2008, en los que fue bronce en salto de altura y desposeída después de esta medalla por dopaje el año pasado.
El COI empezó a reanalizar en 2015 muestras de diversos deportistas que participaron en Pekín 2008 y Londres 2012 y a consecuencia de ello inició procedimientos disciplinarios como el abierto a Chicherova, después de localizar la presencia del esteroide anabolizante "Turinabol" en el nuevo análisis.
La Comisión Disciplinaria del COI sancionó a la deportista rusa el 4 de octubre de 2016 con su descalificación de los Juegos de Pekín y la desposeyó de la medalla de bronce. El TAS anunció este viernes su rechazo al recurso de Chicherova y confirmó la resolución del COI que la encontró culpable de cometer una violación de la normativa antidopaje. La nueva medallista de bronce de 2008 es la estadounidense Chaunte Howard.

jueves, 5 de octubre de 2017

INIKA McPHERSON LO PIERDE TODO CON EL HURACÁN HARVEY

EFE

Inika McPherson no es una estrella del atletismo pero fue una de las atletas más fotografiadas del pasado Mundial de Londres por su singular 'look'. La saltadora de altura estadounidense, novena en la capital británica, sorprendió a todos por sus pinturas de guerra, más allá de los numerosos tatuajes que cubren su cuerpo y su clásico peinado al estilo mohicano. McPherson además tiene que luchar contra los elementos, porque apenas mide 1,65 metros, una estatura muy por debajo de sus rivales habituales (Ruth Beitia mide 1.92 y Mariya Lasitskene, 1.80, por poner dos ejemplos).
Pues bien, McPherson ha sido noticia esta semana en Estados Unidos tras revelar que ha sido una de las víctimas del devastador huracán Harvey.La saltadora, de 31 años, vive y se entrena en Beaumont, Texas, una de las localidades que salió peor parada al paso de Harvey por el sur de Estados Unidos.La casa de McPherson y su familia ha quedado seriamente dañada y la atleta ha perdido buena parte de su material de entrenamiento, por lo que ha iniciado una campaña de recaudación de fondos a través de AthleteBiz.
McPherson, que tiene una mejor marca de 1.96 (llegó a saltar dos metros en 2014 pero la marca fue anulada tras dar positivo en un control antidopaje), explica en la carta de esa campaña que no puede mantener un trabajo normal por su dedicación al atletismo y no tiene un patrocinador que la ayude en estos duros momentos."Entiendo que para competir al más alto nivel hay que hacer sacrificios, algo que he hecho a lo largo de toda mi carrera, pero con la ayuda de unos pocos creo que puedo reconstruir mi vida y seguir creciendo como atleta y persona", concluye la estadounidense en su carta.

jueves, 28 de septiembre de 2017

LAS 5 CAUSAS DE LA CAÍDA DE LA VELOCIDAD JAMAICANA

JUANMA BELLÓN
AS.com

Jamaica vivió esta temporada un retroceso fuerte en su atletismo. De las 13 medallas que tuvo en los Mundiales de Berlín 2009, ha bajado a las cuatro de Londres 2017. Hace tan sólo dos años, en Pekín 2015 sacaron 12. Una de las causas puede ser el bajo rendimiento de Usain Bolt, pero no es la única. Aquí un análisis de los factores que han influido:
1. Bajada de nivel de Usain Bolt
Evidentemente, desde 2009 hasta los últimos Mundiales, Usain Bolt era un seguro de medallas. Lo normal (siempre salvo en Daegu 2011), era que sacará tres oros: en 100, 200 y 4x100. En Londres se vio a un Usain de 30 años, más fatigado, que hizo bronce en 100, renunció al 200 y se lesionó en 4x100. Sólo una medalla de tres posibles, y de bronce.
2. Envejecimiento y ausencia de las otras estrellas de las velocidad: Powell, Blake …
Los grandes velocistas jamaicanos que acompañaban a Usain Bolt en la cima han bajado mucho el pistón. Yohan Blake, que llegó a marcar 9.69 en 100 y 19.26 en 200, ahora tiene problemas para bajar de los 10.00 y de 20.00. Además, a nivel competitivo no muerde como antes. En Londres se quedó sin medalla. Asafa Powell, el cuarto hombre más rápido de la historia, tiene ya 35 años y parece cerca de la retirada. Además, Shelly Ann Fraser, la reina de la velocidad, se ha tomado un año sabático.
3. Los nuevos talentos no despuntan: Forte, Jay Evans, Michael Campbell...
Aunque el nivel de la velocidad ha bajado, los nuevos nombres de Jamaica no son tan fuertes y ni tienen tan buenas marcas. Julian Forte, que hizo 9.99 en las series de Londres, no fue ni capaz de entrar a la final de 100. Y Jay Evans ni superó las series. En 200, por primera vez en mucho tiempo no hubo un jamaicano en la final. A nivel femenino, sólo una mujer entre las finales de 100 y 200. Antes se veían hasta cuatro.
4. Decepciones concretas: Elaine Thompson
De Elaine Thompson se esperaba mucho en la final de 100 metros. Había dominado toda la temporada de velocidad en Diamond League y mitines, pero tal vez se excedió con las competiciones. Lo cierto es que en la final de 100 sólo pudo ser quinta y lejos de las medallas.
5. Caída de los relevos
Sólo un bronce en 4x100 femenino sacó Jamaica, cuando lo normal era verlos en los cuatro podios de relevos y muchas veces con el oro. La historia ha cambiado y es un signo inequívoco de la caída en la velocidad del país caribeño cuya mejor noticia en Londres fue el oro de Omar McLeod en 110 vallas.
Jamaica en el medallero

Mundial          Total   Oros    Platas  Bronces
Helsinki 2005   8        1          5          2
Osaka 2007     10        1          6          3
Berlín 2009     13       7           4          2
Daegu 2011       9        4         4          1
Moscú 2013      9        6         2          1
Pekín 2015     12        7          2          3
Londres 2017   4        1          0          3

ASÍ SERÁ EL NUEVO ESTADIO DE VALLEHERMOSO

ENRIQUE MELLADO
Marca.com

Las obras del nuevo estadio Vallehermoso, en proceso de licitación actualmente, deberían comenzar en cuestión de semanas si no sucede ningún imprevisto. Ya ha llovido desde que el Estudio Cano Lasso de arquitectura ganase el proyecto allá por 2007 y se demoliese al año siguiente el viejo templo del atletismo madrileño. Desde entonces, el presupuesto del proyecto se rebajó a 17 millones de euros y esto implicó una revisión del mismo, aunque la demora en la puesta en marcha de la obras para levantar el recinto han sido ajenas a los arquitectos de este coqueto estadio, y el actual Consistorio municipal parece decidido a que Vallehermoso vuelva a la vida de los madrileños y de los españoles. Alfonso Cano, uno de los diseñadores de este estadio, sabe mejor que nadie lo que es habitar un recinto como este, y su experiencia como atleta le ha ayudado a en esta tarea. En su juventud, Alfonso fue saltador de pértiga e incluso llegó a estar en los Juegos de Los Ángeles 84: "Ese año estaba saltando impresionante, con una claridad de ideas tremenda y llegué a 5.35, precisamente en Vallehermoso, pero la mínima era 5.40", relata a este periódico.
¿Cómo ha cambiado el atletismo en 52 años?
"Tras el Campeonato de España me tuve que ir a la mili sin clasificarme. Estaba en el IMEC y me llamaron de la Federación porque había surgido una competición en Inglaterra. Se lo comenté a los mandos militares y me dijeron que eso estaba arreglado. El día anterior a la copetición me fui con mi entrenador José Luis Torres a entrenar y, después de una semana y pico de mili que llevaba, cuando me puse a ello no me podía ni mover", prosigue su relato Alfonso Cano. "Al día siguiente hice 5.50 y lo siguiente fue solicitar una prórroga para ir a Los Ángeles". Una vez allí, al tiempo que acababa sus estudios de arquitectura, Alfonso se retiraría de la competición por culpa de una inoportuna rotura de fibras.
Sobre el estadio, Cano, también profesor en la Universidad Politécnica de Madrid, tuvo clara su idea: "Queríamos que fuera un proyecto muy relacionado con la naturaleza, como en los Juegos primitivos en el bosque sagrado de Olimpia". El expertiguista explica también: "La pista verde refuerza la idea de que el estadio sea un espacio verde dentro de la ciudad. Nos interesaba que el atleta siempre estuviera rodeado del calor del público y que la arquitectura fuera lo menos notorio". Pero esta construcción tendrá una singularidad más: "La pista de entrenamiento cubierta no la hemos podido hacer debajo del estadio como es habitual por razones topográficas, así que la hemos hecho encima dando continuidad a la marquesina que cubre la grada principal".